Amor amurallado 

No necesitamos a nadie para volar libres y para agotar el tiempo de esto que llamamos vida; y que a veces ingenuamente, creemos que dura para siempre. Pero yo elijo dar bocados a las nubes en la mejor de las compañías; 

elijo tu boca como hogar porque me transporta al infinito. 

Yo que guardo sonrisas en el olvido, estallo de júbilo cuando te quedas a mi lado, cuando tú también me eliges. 

Cambio el significado de libertad, entiendo lo que significa amor, dejo de intentar sonreír porque ya lo estoy consiguiendo poco a poco. 

Sonrío cuando me llamas, cuando prendes, cuando estallas, cuando todo eso se traduce en risas, pasión y se quedan fuera las lágrimas. 

Ven, ven

no te prometo felicidad,

te prometo tan sólo su búsqueda.

Ven, ven

no te prometo riqueza, 

tan sólo caricias que conviertan el tiempo en oro. 

Ven, ven

no te prometo la eternidad a mi lado mientras dure,

pero te prometo poesía en cada beso y ganas, siempre ganas, 

muchas ganas de ver qué nos depara el futuro. 

Ven, ven

y no tengas miedo 

que para siempre dura un sólo segundo; 

ese que tardamos en juntar nuestros labios en un beso. 

Si al final vienes

te mostraré mis cicatrices

y haremos que los versos canten para salvarnos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s